Al igual que ocurre con las piernas o los brazos, otras partes del cuerpo son especialmente delicadas cuando sufren una lesión y por ello nos vemos obligados a ser extremadamente cuidadosos cuando realizamos acciones donde su bienestar peligre. El caso de los codos por ejemplo es bastante típico, y es que es una zona de unión entre dos huesos y que permiten una articulación de todo el brazo, lo cual es realmente importante para tener una vida tal y como la llevamos actualmente. Por ello, desde los inicios de la medicina y de la ortopedia, se ha intentado en la medida de lo posible paliar los posibles problemas que una lesión de este tipo puede conllevar, así como agilizar al máximo la recuperación de la misma para recuperar cuanto antes la movilidad normal del cuerpo, en este caso de la extremidad afectada.

coderas

En este artículo, vamos a hablar sobre un producto que se creó con la intención de proteger al codo cuando este se encuentra lesionado. Para ello se tuvo en cuenta las recomendaciones más habituales de los médicos a los pacientes con estas dolencias, no mover dicha parte en exceso, mantenerla reposada, protegerla de golpes, etc., y de ello surgió lo que hoy entendemos como codera.

Qué son las coderas?

Este producto, comúnmente basado en una venda que ejerce una presión considerable sobre la zona del codo, se comercializa incluso en supermercados y es que sus usos son extensibles a toda la población con este tipo de dolencias incluso cuando no están aún diagnosticadas, y es que debido a sus facilidad de compra al ser un producto tan accesible, su uso se ha visto aún más incrementado y viralizado al encontrarnos con personas que si bien pueden no haber recibido indicación alguna de un médico para su compra y uso, debido al boca oreja sobre sus beneficios, pueden acudir a una farmacia o tienda cualquiera y adquirirlo sin receta, como decimos otra de las claves de su éxito.

CODERA EPICONDILITIS - FUTURO (T- MED )

CODERA EPICONDILITIS – FUTURO (T- MED )

Qué tipos de coderas existen en el mercado?

Por lo general, estamos ante un producto que si bien es simple en cuento a su uso y diseño, hemos de tener pocas cosas en cuenta a la hora de su compra, por ejemplo la talla para evitar que nos presione en exceso o todo lo contrario, y por tanto no consigamos los efectos deseados, lo cierto es que aún y esa sencillez, han conseguido crear algo que cumple su objetivo y es delimitar el dolor, mitigarlo ayudando a curar dolencias y proteger una zona tan delicada como es el codo humano, y todo ello por un coste realmente ajustado.