Lavarse las manos

Todos estamos en una situación extrema y difícil de asumir. La pandemia causada por el coronavirus sigue extendiéndose por el mundo y por eso se ha decretado un estado de alarma que nos obliga a quedarnos en casa. Para combatirlo, ya hemos visto algunas formas de prevenir el contagio. Hoy vamos a ahondar más en una básica, esencial y muy eficaz: lavarse las manos.

Ya conocemos algunas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que nos explican cómo hacerlo: mantener la distancia, evitar aglomeraciones, lavarse las manos con frecuencia o evitar tocarse la cara. Desde FarmaCoslada queremos contarte todos los detalles y por qué el jabón es clave en esta ecuación.

Jabón y forma correcta de lavarse las manos

El virus no afecta si se posa sobre la piel, lo hace cuando entra en el organismo de una persona. El problema radica en que las manos pueden tocar superficies infectadas y después nuestra cara: la boca, ojos o nariz que tienen orificios que sirven de entrada al virus. El virus sobrevive sobre objetos y superficies durante horas, e incluso días, dependiendo del material y las condiciones ambientales. Por eso, una de las pautas es tocarse la cara lo menos posible

El jabón es una parte esencial de la higiene personal, ya sea en las manos, en los pies y en todo el cuerpo. Lavarse las manos con jabón supone disolver las moléculas afectando a la estructura del virus. de esta forma pierde la capacidad de adherirse a otras células e infectarlas. Por su composición, el jabón se ha vuelto el peor enemigo del coronavirus Covid 19.

Lavarse las manos se convierte en el mejor aliado contra el virus. Debes hacerlo entre 40 y 60 segundos prestando mucha atención a cada parte de la mano. Frota palma contra palma, entrelaza los dedos para llegar a todos los rincones, frota el dorso de los dedos contra la palma, presta atención a la zona de las uñas, no olvides nunca el dedo pulgar ni tampoco la zona de la muñeca que muchas veces queda desprotegida y sin barrera de jabón contra el coronavirus.