Piernas cansadas

Adormecimiento de las piernas, cansancio, hormigueo, picor, hinchazón y calambres son algunos síntomas de las piernas cansadas. Es una afección del aparato circulatorio donde las venas no realizan correctamente el regreso de la sangre al corazón. De esta manera la circulación no sigue su recorrido y se acumula en las piernas.

Los síntomas de las piernas cansadas se agravan con el calor. Las altas temperaturas acentúan los síntomas ya que las venas se dilatan y afectan a la circulación. Aunque nos guste hacer planes al aire libre, hay que controlar las causas y consecuencias de gente con piernas cansadas. Para evitar o disminuir sus síntomas, desde FarmaCoslada te damos una lista perfecta con consejos prácticos.

Lista para evitar las piernas cansadas

Hidratación: beber abundante agua es uno de los aspectos fundamentales en nuestro día a día para cuidarnos por fuera y por dentro. Pero también es útil para evitar las piernas cansadas. La hidratación incluye el uso de alguna crema capaz de hidratar tu piel, relajar tus piernas y aliviar esos síntomas.

Dieta equilibrada: tal vez sea uno de los primeros pasos que debes tomar para evitar la pesadez en las piernas. Llevar a cabo una dieta baja en sal y grasas saturadas para ayudar a reducir la retención y mejorar el drenaje linfático. El control de peso es fundamental ya que el sobrepeso y la obesidad son causantes de este tipo de afección.

Tiempo de trabajo: habitualmente hay trabajos que nos obligan a estar mucho tiempo de pie o mucho tiempo sentado. Con ello pueden aparecer problemas que deriven en la pesadez de tus piernas. Para evitarlo puedes alternar el peso de una pierna a otra, doblar las rodillas o usar medias de compresión.

Piernas en alto: tras una larga jornada laboral, cuando regreses a casa pon las piernas en alto. Es una buena solución para aliviar las molestias que producen las piernas cansadas. Con ese acto lograrás la circulación de regreso de la sangre desde las extremidades inferiores al corazón.

Haz ejercicio: realizar una actividad física no solo tiene beneficios para la salud, evitará la hinchazón y el cansancio de las piernas. Nadar, pasear o ir en bicicleta son los mejores ejercicios que favorecerán la circulación de las piernas.

Ropa: la vestimenta que te pones en esta época del año, juega un papel clave en la pesadez de tus piernas. La ropa muy ajustada dificulta el retorno, por eso elige ropa suelta evitando pantalones estrechos, fajas o cinturones.