Controlar el colesterol

Los excesos del verano pueden pasarte una mala pasada en muchos sentidos. Las malas comidas y la falta de ejercicio, pueden afectar gravemente a tu salud. Controlar el colesterol es una tarea que debe realizarse antes, durante y después del verano. Por eso te recomendamos una revisión para mantenerlo a raya y evitar problemas cardiovasculadores.

Lo más difícil de controlar el colesterol es que no muestras indicios de que sus niveles sean anómalos. Se trata de un lípido natural que está en las células y es necesario para el organismo. Lo produce el hígado, aunque la mayoría lo tomamos a través de los diferentes alimentos. Desde FarmaCoslada te damos unas medidas para controlar el colesterol y que esté siempre en niveles óptimos.

Consejos para controlar el colesterol tras el verano

Alimentación: es uno de los pilares fundamentales para controlar el colesterol. Lo mejor es seguir una dieta equilibrada sin olvidar algunos alimentos como: verduras, frutas, legumbres, frutos secos, pescados, carnes magras, lácteos y aceite de oliva. Mientras reduce el consumo de otros como frituras, embutidos, patés o bollos.

Deporte: hacer ejercicio está siempre recomendado para tu salud. Lo mismo para controlar el colesterol y tener unos niveles correctos. Ya que bajarás de peso, reducirás el estrés y también la ansiedad. Está recomendado al menos hacer deporte 3 veces por semanas en sesiones de 40 minutos.

Tabaco y alcohol: ambos son perjudiciales para la salud pero sobre todo si tu colesterol está alto. El tabaco puede obstruir las arterias y por tanto aumenta el riesgo de sufrir un infarto. Mientras que el alcohol eleva los niveles de colesterol, por lo que es mejor beberlos con moderación.

Aquilea colesterol

Complementos: para ayudarte a vigilar el colesterol, también puedes tener una ayuda extra con diferentes complementos alimenticios. Es una manera para mantenerlo a raya. Lo puede hacer por ejemplo con Aquilea Colesterol que cumple con esta función. Lo hace con una formulación que actúa en 3 frentes: reduciendo la absorción de colesterol, controlando la formación de endógeno y protegiendo frente al daño oxidativo.