Cuidar la piel invierno

Tras hacer una lista de propósitos saludables al comenzar 2020, es posible que se te haya pasado por algo alguno. Recupera la figura, vuelve al gimnasio, come mejor, deja de fumar e intenta desligarte de pensamientos negativos y el estrés. A todos ellos, ahora podemos añadir también cuidar la piel durante esta época tan difícil del año. Ya que su cuidado tiene que adaptarse a la estación en la que nos encontremos.

El frío, las bajas temperaturas y las inclemencias del tiempo como nieve, lluvia o viento pueden deteriorar tu piel. De hecho, corre el riesgo de deshidratarse y no cumplir una de sus funciones más importantes: proteger nuestro organismo del exterior. Desde FarmaCoslada te vamos a dar unos pasos, claves y consejos para saber cómo cuidar la piel en invierno.

Claves para saber cuidar la piel en invierno

Por ese motivo, tener la piel hidratada se vuelve tan importante. Lo puedes hacer con medidas claves como bebe al menos un litro y medio de agua al día. Sin embargo, puedes ayudarte con cremas hidratantes que más allá de su capacidad protectora, ayuda a la piel a cumplir con otras funcionales esenciales: regular la temperatura, eliminar las toxinas o absorber la vitamina D del sol, entre otros.

La tirantez, el agrietamiento o la descamación son síntomas que pueden darse por la sequedad de la piel en invierno. Además, producirá el envejecimiento prematuro y hará que luzca más apagada y menos saludable. para evitarlo no olvides cuidar la piel cada día en tu rutina diaria de belleza:

  • Protección solar: el sol no desaparece en invierno, por eso hay que proteger la piel de sus rayos durante todo el año. Usar protección solar todos los días aplicándola siempre antes de salir de casa.
  • Cremas hidratantes: las cremas hidratantes no solo son importantes en la cara, también en el cuerpo. El mejor momento es después de la ducha, para mantener la piel en perfecto estado y evitar la piel seca.
  • Cremas de manos: ya hemos hablado que las manos es una parte del cuerpo que se encuentra más expuesta a los agentes externos. Por eso necesitas una crema de manos que las mantenga hidratantes evitando grietas y heridas.