Cuidarse en Navidad

Con la llegada de estas fechas tan señaladas, los excesos suelen ser muy habituales en cada casa. Cuidarse en Navidad se convierte en un gran reto cuando cometer excesos es tan sencillo. Mentalízate de antemano para saber cuáles son tus puntos débiles y estar preparado para solucionarlos. O al menos para no caer demasiadas veces en la misma tentación.

Desde FarmaCoslada queremos darte una serie de recomendaciones sencillas pero difíciles de seguir en este periodo estival. Son pautas para cuidarse en Navidad y que no regreses a la rutina en enero con unos kilos de más. Se puede disfrutar de estas fechas tan señaladas sin excesos, ya que se trata es de disfrutar de la compañía de los tuyos y no de llenarte y comer más que nadie.

Recomendaciones para saber cómo cuidarse en Navidad

Comer con moderación: cuidarse en Navidad no es fácil con la cantidad de comida que ponen a nuestro alcance. Comidas de empresa, cenas con amigos, reuniones familiares y con todas ellas con ingentes cantidades de comida. No te prives de comer lo que te gusta y de probarlo todo, pero hazlo con cierta moderación. Evita grandes cantidades y disfruta del momento con los tuyos.beber en navidad

No saltarse comidas: a veces intentamos compensar las cantidades ingeridas en las cenas, saltándonos la comida. Es un error ya que saltarse las comidas no es buen hábito en ningún momento del año. Debes hacer un buen desayuno, seguir las pautas para comer a media mañana y media tarde, como siempre. Lo que es recomendable es reducir la ingesta de la comida, pero sin saltártela.

Bebe con moderación: lo que se aplica a la comida se podrían decir parecido respecto a la bebida. Las bebidas alcohólicas están siempre presentes en la mesa antes, mientras y después de cada comida. Con tantas celebraciones y reuniones, es inevitable algún brindis y acabar con unas copas de más. Intenta beber agua en lo máximo posible, eso te hará que no ingieras otras bebidas como refrescos o alcohol. Si vas a conducir, las bebidas alcohólicas están descartadas.

Haz ejercicio: por lo general cuidarse en Navidad es una tarea difícil porque dejamos atrás nuestra rutina diaria. Pero al tener más tiempo libre, también puedes dedicar una pequeña parte a seguir haciendo deporte. Camina, pasea o haz aquello que te apetezca y aunque sea reducido, será mejor que no hacer nada. Además puede beneficiarse a la hora de la calidad y ritmo del sueño.