Prevenir los resfriados

La llegada del frío en el otoño y el invierno puede provocar catarros. En esta época del año debemos extremar las precauciones en las vías respiratorias ya que la baja de las temperaturas, el aumento de la humedad y los cambios climatológicos favorecen que aparezcan. Para que no te ocurra te explicamos paso a paso cómo prevenir los resfriados y evitar estas molestas patologías.

Aunque un resfriado no es grave, puede llegar a interferir en tu vida rutinaria. Provocan síntomas como: congestión nasal, dificultad para respirar, dolor de garganta, estornudos, tos o secreciones nasales. Son muy contagiosas en sus primeros días, por lo que si te resfrías con facilidad lo mejor es mantenerte alerta. Desde FarmaCoslada pensamos en tu salud y por eso te damos unos consejos para prevenir los resfriados.

Consejos para prevenir los resfriados

  • Estornudar: una acción tan básica como taparse la boca al estornudar puede evitar que esparzamos los microbios por cualquier ambiente. Lo mejor es hacerlo con pañuelos desechables, si es que los tienes a manos. Si no te ha dado tiempo y empleas las manos, no olvides lavártela después para eliminar las bacterias.
  • Higiene: una de las pautas más sencillas para prevenir los resfriados es la higiene. Lavarse las manos con jabón es una medida básica que a veces terminamos por olvidar. Con ello eliminaremos los microorganismos, gérmenes, virus y bacterias a los que estamos expuestos continuamente. Hazlo siempre nada más llegar a casa y antes de cada comida.
  • Garganta: es obvio que en esta época del año la protección de tu garganta es primordial para prevenir los resfriados. No solo hablamos de abrigarte bien cuando salgas a la calle o sufras un cambio de tiempo; también evita gritar, toma miel o caramelos y bebe mucha agua para que esté siempre hidratada.
  • Espacios cerrados: los espacios cerrados se convierten en los lugares donde es más fácil contagiarse de un resfriado. Intenta permanecer en lugares abiertos y bien ventilados teniendo cuidado con los cambios bruscos de temperatura. Abrígate bien en la calle y quítate ropa cuando entrar a un sitio con la calefacción puesta.